Provincias canoónicas:

NAVEGACIÓN

 Youtube Hijas Caridad Mártires FUNDADORES

BEATIFICACIÓN TARRAGONA 2013

ECOS DE SU VIDA Y MARTIRIO

ECOS DE SU VIDA Y HUELLAS QUE NOS DEJARON
Se conservan muchos ecos de su vida en las  declaraciones de los testigos, no sólo del momento del martirio sino de su vida de caridad.

De Sor Adoración Cortés Bueno dice una antigua alumna de Leganés (Madrid): «Era una persona buenísima con todos. Tenía gracia para darnos lo que necesitábamos sin humillarnos, lo daba como por amistad. Y lo mismo que hacía con nosotras hacía con la gente del pueblo. Nos enseñaba a coser, a rezar, y a tratar bien a las señoras. También hacíamos teatro, porque era muy alegre y animaba las fiestas. Nos ponía un escenario hecho con tela y allí cada una hacíamos nuestro papel. Cada señora llevaba lo que tenía: vestidos, flores, etc. Y así, sin gastar, se preparaba la fiesta y luego venían todas las familias a vernos… Era muy religiosa y por nada se sofocaba, porque ante las adversidades recuerdo una frase suya que nos decía: “No os preocupéis, que en el Reino de los Cielos, los últimos vamos a ser los primeros”. Estaba muy pendiente de ayudar a los pobres que llamaban a la puerta y detodos los necesitados».

Otro testigo, enfermero del Hospital psiquiátrico de Leganés, añade: «Oí decir a los jefes milicianos del pueblo que al expulsar a las Hermanas de Leganés, propusieron a Sor Adoración, la directora del colegio, Hermana joven de muy buen parecer, que se quitara los hábitos y se quedara de maestra en el colegio y responsable de la expedición pedagógica de la zona. Ella les contestó que donde fueran sus Hermanas iría ella, y lo que fuera de sus Hermanas sería de ella, que era Hija de la Caridad y quería ser fiel a su vocación. Y esto lo comentaban los milicianos empleados en el manicomio con asombro»